Home EntrevistasEditorial Propuesta de formación: Un planteamiento sencillo para el trabajo en valores en las clases de Artes Marciales infantiles y juveniles.

Propuesta de formación: Un planteamiento sencillo para el trabajo en valores en las clases de Artes Marciales infantiles y juveniles.

por Editorial

Los valores son, sin duda, objetivos muy importantes en la formación de personas. La educación en estos principios y modelos de comportamiento, son argumentos diferenciadores que, de manera recurrente, se utilizan en deporte y artes marciales. Si bien es cierto que los valores se trasmiten con el ejemplo, si queremos garantizar esta acción, es fundamental hacer conscientes a los protagonistas de la educación de este objetivo, y programar las actividades a realizar.

Una propuesta sencilla para trabajar los valores con niños/as

Con este artículo queremos acercar una propuesta que hemos desarrollado en el Centro Deportivo Verdolay, para su programa denominado Club Junior, compuesto por escuelas de natación, baile y artes marciales.

Este mismo modelo podría ser aplicable para trabajar con niños/as en colegios, clases extraescolares, academias, gimnasios, dojos, o directamente por familias que quieran incorporar de manera más consciente la educación en valores.

Es un proyecto al que empezamos a dar forma hace bastantes años, y que, tras muchos replanteamientos, ahora es una realidad. Algunas voces nos advirtieron: “cuidado, os pueden copiar”. ¡Ojalá! Será una señal de que es una buena idea, y permitirá que su efecto llegue a más personas.

No obstante, preferimos pensar que, si otras personas o instituciones pueden “inspirarse” en esta o en otras de nuestras iniciativas, nuestro trabajo estará más recompensado, por la repercusión formativa en personas a las que no llegaríamos personalmente. “Inspirar” tiene connotaciones más dulces que “copiar”. Y no compartir conocimiento, es traicionarlo.

Al programa lo denominamos “10 meses de clases, 10 valores”, aprovechando la conmemoración del décimo aniversario de este centro deportivo, y aludiendo a la famosa campaña televisa “12 meses, 12 causas”.

En qué consiste el programa de trabajo con valores

Cada mes lo dedicaremos a un valor, y en las diferentes clases, que en el caso de este centro son escuelas de natación, danza y Artes Marciales, los/as monitores/as darán protagonismo al valor a través de preguntas, juegos y ejemplos. 

Evidentemente, en función de las edades de las personas destinatarias, adaptaremos el tratamiento del valor y las actividades, preguntas y ejemplos. Es importante cuidar mucho esta adecuación para garantizar la eficacia del programa, al igual que es vital una coordinación e instrucciones precisas, para que en todas las clases se siga el mismo criterio, y se aborden los valores con la misma metodología. 

Diploma Trabajo en valores
Diploma que hemos creado para el programa “10 meses, 10 valores”

Para hacerlo más atractivo, y también para incrementar el efecto de fidelización de esta iniciativa, entregamos a madres y padres un comunicado con la descripción del programa, así como los objetivos del mismo, e invitación a participar de la acción formativa en sus hogares. 

También les entregamos un diploma/álbum, con los diez valores, para que puedan tenerlo visible en su habitación o en la nevera.

Al finalizar cada mes, les entregaremos una pegatina, a modo de insignia/premio o cromo coleccionable, sobre el valor trabajado en las clases, para pegarla en el diploma. Podría diseñarse en otro formato, como una cartilla, o una simple hoja de firmas para acreditar que han trabajado adecuadamente el valor correspondiente.

La elección de los valores a trabajar

Elegir los valores es, en sí, una magnífica oportunidad para reflexionar sobre nuestros propios valores, principios y objetivos con las clases. Son muchas las opciones para hacerlo, pero conviene dedicarle la máxima atención a esta etapa inicial del programa. 

Si ya dispones, como algunas escuelas de artes marciales o algunos clubes y empresas, de un decálogo de valores establecido, puedes optar por seleccionarlo directamente. Si no es así, o prefieres hacer una selección específica para este programa, tienes diferentes alternativas.

La manera más simple sería escribir la lista de valores que consideres más importantes, y dejarla en los diez a los que quieras dar protagonismo especial.

Si sois varios componentes del equipo formador, cada uno puede hacer una lista de cinco o más valores. Y después hacer una lista otorgando un punto a cada valor por cada vez que ha sido propuesto. Así podréis enumerar los diez más presentes en el conjunto de integrantes del equipo.

También existen opciones más elaboradas, como el juego “El valor de los valores” que ayuda a reflexionar sobre los diferentes valores, identificar, alinear y jerarquizar los que son más importantes a nivel individual o de equipos.

El juego fue desarrollado por Dolan y Landau, incluyendo unas cartas con los diferentes valores, y en el que se aplican las conclusiones y planteamientos publicados en Management by Values, el libro de Simon Dolan.

Nuestra selección

En nuestro ejemplo del Centro Deportivo Verdolay, ya que queremos que este proyecto sea utilizado más allá de un curso, decidimos que cada año hicieran la selección de los valores los distintos equipos de monitores/as del Club Junior. 

El primer año les ha tocado a las monitoras de la escuela de Danza. A través de varias dinámicas, reflexionaron sobre una lista de 60 valores diferentes. Entre los que había valores sociales y éticos, que son los que la mayoría de personas identifican propiamente como valores (generosidad, compartir, honestidad, humildad, etc.).

Pegatina de respeto para trabajo en valores

Pero también los valores prácticos (eficiencia, calidad, orden, puntualidad, etc.). Y los valores poiéticos, que hacen referencia a la creación o producción, como la etimología de este término indica (creatividad, ilusión, optimismo, autonomía, etc.). Una buena selección debería cuidar un buen equilibrio entre estos tres tipos de valores.

Tras intensos y enriquecedores debates, elaboraron la lista con los diez valores a trabajar, y el orden durante el año. Algo que les resultó mucho más complicado de lo que imaginaban, ya que decidir descartar valores que todos consideramos muy importantes, no es tarea sencilla.

Todos los valores son importantes, la selección debe realizarse en base a las personas a las que va destinada esta iniciativa. 

La lista que elaboraron es lo menos significativo para los que estéis leyendo esto, ya que la que importa es la que tu decidas, puesto que es más complicado comprometerse con lo que no eliges. Pero a título informativo, nuestras monitoras hicieron la siguiente selección: alegría, creatividad, confianza, respeto, organización-orden, cooperación, comunicación, perseverancia, paciencia y armonía.

Evolución del proyecto

Esperamos que os haya gustado esta iniciativa. Puede que en futuros artículos desarrollemos algo más la metodología de trabajo diario con los valores en las clases.

Si decides seguir este programa, con las modificaciones o personalizaciones que consideres, u otro totalmente diferente, hay algo que si me gustaría advertir:

Si hablas de humildad, pero tus actos demuestran que te sientes mejor que otros, que los demás no tienen nada que enseñarte, que tú estás en posesión de la única verdad, etc., tus alumnos no aprenden humildad.

Cuando predicas respeto, pero criticas a los demás, lo que hacen el resto de escuelas, y no tratas a los que te rodean, y también a tus alumnos, con la dignidad que corresponde, no entenderán el respeto.

Los valores se enseñan con los actos, con tu comportamiento, no sólo con tus palabras. Así que, deja de llenar tu boca de valores, si tus actos no son congruentes con lo que dices y piensas, o si no estás dispuesto a cambiar tu comportamiento, para que sí estén alineados tus actos con los valores.

Artículos relacionados

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia. Pulse aceptar si está de acuerdo. Aceptar Leer más...